DIRECCIÓN
Av. Mariano Cornejo 1009
Oficina 308 Pueblo Libre.
TEFL  (01)732 7119 / 952 010 541

NOSOTROS

Somos una red de la sociedad civil, integrada por gremios de productores, organizaciones sociales, organizaciones no gubernamentales de desarrollo, organizaciones confesionales y personas que trabajan, desde 1997, en el fomento e institucionalización de prácticas de solidaridad en la economía.

 


En nuestros 12 años de funcionamiento hemos logrado animar la creación de Grupos de Iniciativa de Economía Solidaria (GIES), que trabajan por el desarrollo económico local en 24 localidades del país; así como de la Red Peruana de Comercio Justo y Consumo Ético, que impulsa la creación de mercados para los productos de agricultores y artesanos que trabajan con criterios agroecológicos y de comercio justo. Asimismo, hemos colaborado en la formación del Grupo Parlamentario “Cooperativismo y Economía Solidaria” en el Congreso de la República del Perú.

También hemos contribuido a la articulación de experiencias de economía solidaria y comercio justo a nivel internacional, en tanto que somos miembro fundador de la Red Intercontinental de Promoción de la Economía Social Solidaria (RIPESS) y de la Mesa de Coordinación Latinoamericana de Comercio Justo.

 

 

 NUESTROS VALORES

La solidaridad, es un elemento clave de nuestra intervención, tiene como característica central privilegiar positivamente a los más vulnerables y desfavorecidos para superar situaciones de injusticia en beneficio de las personas, los grupos organizados y la sociedad en su conjunto.

La cooperación, entendido también como reciprocidad y apoyo mutuo, para  avanzar  desde la diversidad de manera organizada y perseverante hacia objetivos comunes que beneficien a los que participen en ella.

La equidad social, económica y de género, entendida como el reconocimiento de la dignidad de las personas y respeto de sus derechos, busca contribuir con acciones positivas a reducir las brechas que impiden el acceso de oportunidades de hombres, mujeres, jóvenes, discapacitados, sectores sociales, etnias y grupos humanos desfavorecidos.

La defensa, el cuidado y la contribución al equilibrio del medio ambiente, que consideramos de vital importancia en tanto sustenta la vida, los seres humanos y la economía.

La participación en tanto significa una ciudadanía comprometida con la transformación social, política, cultural y ambiental para lograr formas de vida más equitativas, humanas y sostenibles.

La democracia pues nos permite procesar nuestras opiniones y diferencias avanzando hacia la construcción de acuerdos, consensos orientados a la toma de decisiones como al buen gobierno de nuestras organizaciones e instituciones.

La autonomía e independencia permitiendo una vida institucional sin interferencia externas de ningún tipo de nuestras organizaciones e instituciones respecto del poder social, político y económico.

La inclusión en tanto ninguna persona es discriminada por raza, credo, religión, opción política, sexual o posición social.Creemos en la Solidaridad que hace que nos sintamos responsables de la situación de nuestros semejantes —especialmente de los más vulnerables y desfavorecidos— y que nos impulsa a actuar, y a mover a otros a la acción, para poner fin a las situaciones de injusticia.

Declaramos nuestro Compromiso con las personas y la causa de la justicia, porque tenemos la convicción de que la continuidad y la fuerza de nuestras acciones transformadoras es el resultado de la responsabilidad que asumimos y de la profundidad de nuestras convicciones.